En Pueblo Escondido la vida continúa


La memoria tiene mil formas de expresarse, una de ellas es a través de monumentos. La construcción de grandes espacios físicos, placas conmemorativas e incluso obras de arte son construidas por el Estado o por las mismas comunidades para reconocer, dignificar y rendir homenaje a varias de las víctimas que dejó el conflicto armado en Colombia. Monumentos como este son llamados monumentos de la memoria y se han convertido en acciones comunes para la reparación simbólica y la reconstrucción histórica del conflicto colombiano. A través de estos es posible representar hechos y personas ausentes y mantener vivo su recuerdo para que hechos de violencia no vuelvan a suceder.