Diario de Victoria, Reconstrucción. 

“La jungla es mi casa”, declararon algunos de los guerrilleros cuando se encontraban en las selvas colombianas. En ellas transcurría el día día de cientos de combatientes de diferentes procedencias. El baño en el río, la cocina, las clases, las conversaciones y los combates hacían parte de sus rutinas durante meses, años y vidas enteras. Varios de ellos plasmaron en diarios íntimos sus vivencias, miedos, dudas, recuerdos y convicciones.